Isabel Serra, la candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, ha sido una de las figuras públicas más duras con las donaciones de Amancio Ortega. Considera que dese el Gobierno se debe garantizar una cobertura completa que no tenga que depender de donaciones externas.

La otra cara de la moneda la representa Inma Escriche, enferma de cáncer, diagnosticada hace dos años y que defiende el gesto de Amancio Ortega que beneficia a pacientes como ella. Le parece "indignante y demagógico" todo lo que están diciendo.

Considera que el empresario Amancio Ortega tiene la libertad de decidir en qué emplear su propio dinero y lo único que ha hecho es asesorarse para saber en qué tipo de máquinas podría invertir. Señala que en Sanidad todo suma ya que "los enfermos tienen muchísimas carencias".