Las causas de la muerte de Julen continúan en entredicho después de que un informe, encargado por el dueño de la finca de Totalán, establezca que la causa de la muerte fue la intervención de la piqueta que usaron los bomberos para romper el tapón de tierra.

'Espejo Público' ha sacado a la luz las imágenes de dicho tapón. Se trata de una masa de más de 30 kilos compuesta por tierra y sedimentos del interior del pozo. Los investigadores señalan que se formó debido a los desprendimientos que ocasionó el cuerpo del niño al caer.

A los forenses que analizaron el tapón les llamaba la atención la dimensión de las piedras del tapón y la humedad del mismo, ya que la tierra estaba mojada. Precisamente esta humedad fue lo que contribuyó a que el cadáver de Julen entrara en un proceso de 'saponificación'. Un proceso químico por el cual los cuerpos que se conservan en un alto grado de humedad generan una capa jabonosa que les protege y contribuye a su conservación.