Alcalá de Henares (Madrid). Son las 14,50 horas. Beatriz, una auxiliar de enfermería del hospital llega al control de enfermería. Es 2 de agosto de 2017. Hasta 48 minutos después las cámaras de seguridad la captan entrando en la habitación 528. Dentro se encuentran dos pacientes: una anciana en estado semicomatosa y otra de 86 año que está grave.

Las cámaras la captan saliendo de la habitación dos minutos después. En ese periodo de minutos la facultativa habría inyectado a la anciana de 86 años aire con una jeringuilla a través de la vía. Minutos después puede verse cómo otra enfermera descubre que la mujer ha entrado en parada cardiorespiratoria y pide a la enfermera que traiga el kit de reanimación. Sin embargo, Beatriz se lo toma con calma y es esta otra enfermera la que termina por trasladar el instrumental.

Desgraciadamente la paciente acaba falleciendo por una embolia gaseosa. Minutos después se ve a Beatriz charlando animadamente con un celador.

Beatriz, conocida como 'el ángel de la muerte', está acusada de dos muertes. Pero aún se investigan otros fallecimientos misterioros en el centro.