Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Empresa desokupación

Iban Carrillo, trabajador de una empresa de desokupación: "Nosotros ni usamos la fuerza ni allanamos la morada"

Iban Carrillo, trabajador de una empresa de desokupación, manifiesta que en su caso no utilizan la fuerza contra los okupas y en ningún momento "allanan la morada". Asimismo, señala que intentan llegar a un acuerdo con éstos y les proponen opciones como "que consigan otra residencia o se vayan con asuntos sociales".

En algunos portales inmobiliarios se han visto anuncios de compra-venta de viviendas con okupas en su interior. Un agente inmobiliario señala que, al parecer, serían inversores los que comprarían las viviendas okupadas y el precio de ésta sería de, al menos, entre un 30 y un 40% del precio de mercado. Asimismo, comenta que es frecuente que ante una negociación se desokupara la vivienda mediante una empresa de desokupación o mediante un procedimiento judicial.

Además, apunta que los okupas pueden llegar a ganar, "extorsionando" a la persona que quiera comprar la vivienda, hasta 60.000 euros. Por su parte, Iban Carrillo, trabajador de una empresa de desokupación, manifiesta que la Policía es la que deberían hacer su trabajo, pero "si el propietario está pagando una hipoteca y no tiene como pagarla, requiere de nuestros servicios". Asegura que en su caso no utilizan la fuerza ni allanan la morada “sin consentimiento del susodicho" e intentan llegar a un acuerdo con los okupas. Comenta que les ofrecen varias opciones, "que consigan otra residencia o se vayan con asuntos sociales, hay varias formas".

Por último, indica que, en su caso, el mismo okupante de la vivienda antes de irse tiene que firmar un documento ante la Policía en el que renuncia a esa vivienda, y con ese documento "si vuelve a entrar, automáticamente la Policía puede acceder a la vivienda y proceder como vean conveniente".

Puedes volver a ver la noticia sobre la entrevista a Iban Carillo, trabajador de una empresa de desokupación, en Atresplayer.