La sentencia en el juicio a Borja es incomprensible para quienes piensan que gracias a la acción de este joven de 22 años, la mujer atracada salvó la vida. Otras voces reprochan a Borja que no llamara a una ambulancia tras dar dos puñetazos al ladrón, golpes que terminaron con la vida de Pedro.

Cristina Fernández, le preguntaba a Fran Rivera si él educaría a su hijo en esos valores. Comentario que el extorero tildaba de "demagogia". "Si esa mujer hubiera sido tu madre, te hubiera gustado que la hubieran ayudado", le espetaba.

Para Fran "el que tiene culpa es el ladrón, por haber robado y haber agredido a la señora". Rivera tiene claro que si fuera él quien se hubiese encontrado con una mujer que estaba siendo asaltada hubiera actuado de la misma forma que el condenado. Señala además que no se puede juzgar la manera de actuar de Borja "sin haber sufrido el estrés y la tensión" que el tuvo.