Repatriación

Los familiares de las españolas esposas de yihadistas que entran en prisión, desolados: "Lo único que hacían era cuidar su casa"

Yolanda Martínez y Luna Fernández han entrado en prisión después de ser repatriadas a España desde los campamentos de refugiados de Siria en los que vivían con sus hijos. Su familia está desolada y niega la pertenencia de las mujeres al Daesh.

Publicidad

Las familias de Yolanda Martínez y Luna Fernández, esposas de combatientes yihadistas, están desoladas. No entienden su entrada en prisión, decretada por el magistrado de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz. En su primera aparición ante la prensa tras la repatriación, el abogado José Luis Laso, ha negado cualquier tipo de colaboración de las dos madrileñas, conversas al Islam, con la organización terrorista Daesh.

El diputado del parlamento europeo, Javier Nart, que ha colaborado en la repatriación, ha calificado de "bochornosa" la actuación del Gobierno español. "Han tardado cuatro años en traerlos a España. No era una misión complicada y era una cuestión humanitaria urgente", ha dicho.

Luis Martínez, padre de Yolanda, ha insistido en que las dos mujeres acompañaron a sus esposos musulmanes a Siria pensando que vivirían en Turquía. Según él, "lo único que hicieron fue cuidar de la casa y de sus hijos. Ser esposas, nada más. Eso no es un delito".

La familia de las dos mujeres, que fueron repatriadas el lunes junto a trece menores, ha denunciado las condiciones infrahumanas en las que han vivido durante casi cuatro años en el campamento de detención de Al Roj, al noroeste de Siria.

Las familias mantienen que los nietos han vivido en el "horror" y niegan que los niños se hayan radicalizado

"Vivían en jaimas con rajas, bajo temperaturas de cincuenta grados. Un gran sufrimiento", ha dicho la madre de Yolanda. Manuela Grande, madre de Luna Fernández, ha destacado el horror que han soportado sus nietos y ha negado que los niños puedan haberse radicalizado.

En contra de las palabras de los familiares, el auto de prisión de la Audiencia Nacional recoge que tanto Yolanda Martínez como Luna Fernández "habrían participado en actividades a favor de la organización yihadista Daesh, tanto en España como en Siria".

Según el auto, antes de viajar a Siria, las dos mujeres ejercieron un papel activo dentro del grupo de las esposas de los integrantes de la denominada Brigada Al Andalus. Esta célula de captación de yihadistas operaba en la mezquita de la M30 de Madrid. Algunos de sus integrantes fueron condenados en 2017 a penas que sumaron 75 años de prisión. Fuentes policiales mantienen que tanto Yolanda Martínez como Luna Fernández participaban en reuniones en Madrid para convertir a otras mujeres al Islam más rigorista, mientras que Fernández llegó a tener un "rol clave" en estas captaciones.

El juez Pedraz mantiene que las mujeres recibían trato de favor como miembros del Daesh

Al respecto, Laso defiende que "ya fueron investigadas por estos hechos, a la vez que a sus maridos, pero nunca se les imputó ningún delito".

En cuanto a su actividad en Siria, el auto judicial recoge que Yolanda Martínez "compartía ideología con su esposo, mostrándose de acuerdo en no permanecer estático ante el conflicto sirio y pasar a la acción". Además, Martínez reconoce en una entrevista que, al llegar a Siria, "les dieron una casa y un trabajo a su marido en un juzgado del Isis". Estas palabras la "delatan", según el magistrado Pedraz, porque ambas prebendas "solo las recibían los miembros del Daesh".

En cuanto a Luna Fernández, el auto judicial destaca su visión "radical y extremista del islam, donde la sharía o ley islámica prevalece sobre la legislación de los países". Ante estos argumentos, el abogado José Luis Laso ha anunciado que recurrirá el auto de prisión de Yolanda Martínez y Luna Fernández.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad