Investigación abierta

La familia del niño hallado en el vertedero de Toledo cree que fueron asesinados: "El que lo haya hecho que se pudra ahí"

Ángel y Fernando desaparecieron el pasado 10 de diciembre en Madrid. El mayor de ellos fue localizado en el vertedero de Toledo mientras que nuevos restos humanos podrían confirmar el hallazgo del segundo, a falta del análisis de ADN.

Publicidad

Amparo y Ángel, padres del pequeño Ángel viven a la espera de que les confirmen que el pie hallado en el vertedero de Toledo corresponde a su hijo. El niño desapareció con su primo Fernando, de 17 años, el pasado 10 de diciembre en Madrid. Sus familiares denunciaron que les perdieron la pista cuando ambos acudieron a un centro comercial para comprar unas cosas.

La investigación revelaba después que los niños habían viajado hasta Toledo. Allí habían intentado entrar en un hotel y se les había perdido la pista en un centro comercial.

Finalmente los operarios hallaban el cuerpo del mayor, Fernando, en el vertedero de Toledo. Las primeras conclusiones de la autopsia revelaban que el niño había muerto por asfixia. La principal hipótesis es que ambos primos se refugiaron del frío en un contenedor e hicieron una hoguera cuya combustión les provocó la muerte por asfixia.

"Perder a un hijo es un dolor muy grande"

La familia de Ángel pide a los operarios que trabajan sobre el terreno que vacíen el vertedero para poder hallar el resto del cuerpo del niño: "Y el que lo haya hecho que pague. Que se pudran ahí, porque es un dolor muy grande perder un hijo", dice el padre del menor. Y es que la familia de Ángel y Fernando no cree que la muerte se haya producido accidentalmente por la inhalación de humo. Aseguran que los pequeños estaban acostumbrados a refugiarse del frío y no creen que se les pasara por la cabeza la idea de introducirse en un contenedor.

Carlos García Barret es el detective privado que ha contratado la familia. Apunta que casi con total seguridad los restos hallados corresponden a Ángel, pero no se puede confirmar hasta que el ADN no sea cotejado. Creen que la persona que han podido asesinarles les han tirado a los dos a un contenedor. "Se ha consumado un asesinato y lo normal es que esos niños sean arrojados en un mismo lugar", apunta.

Una posible venganza como móvil de un supuesto crimen

La periodista Milagros Martín- Lunas Gorriti afirma que según apuntan algunos medios los chicos fueron hasta Toledo para ver a una exnovia del mayor. Pese a que Fernando se había casad con otra chica por el rito gitano seguía prendado de esta chica, que a su vez tenía otra pareja. Una de las hipótesis es que, de ser un crimen, el móvil esté relacionado con esa visita a la exnovia de Fernando.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad