Redes Sociales y menores

El precio de exponer a los hijos en las redes sociales: Familias enfrentadas y sentencias insólitas

Muchas personas comparten fotos de sus hijos, familiares, o conocidos, en redes sociales, sin ser conscientes de los peligros y desconociendo que puede representar un delito. En los últimos tiempos varias sentencias han obligado a retirar las imágenes, incluso a sus propios padres o abuelos.

Influencers que utilizan a sus hijos

Publicidad

Existe un amplio y polémico debate respecto al derecho que tendrían o no los progenitores de un menor a subir las fotografías de sus hijo s aplicaciones de mensajería o redes sociales. Con esas nuevas tecnologías y formas de comunicarnos se abre un gran abanico de regulaciones sobre la privacidad de las personas.

La Agencia Española de Protección de Datos hizo que un abuelo tuviera que quitar las fotos de uno de sus nietos de sus redes sociales. Otro caso sería el de una denuncia interpuesta por una mujer contra su expareja, y que terminaba con el padre obligado a retirar las imágenes de su hija de las redes. En Estados Unidos las cosas parecen ir siempre un paso más allá, y ya son varios los casos en que los hijos de influencers habrían denunciado a sus padres al cumplir la mayoría de edad, reclamando que se borre su huella digital y una indemnización económica.

Todo por un 'like'

Son numerosos los casos de creadores de contenido que utilizarían a sus hijos para promocionar sus redes sociales, en las que también colaboran con distintas marcas para publicitarlas.

Olga García Ojeda es una de las influencers que comparte en su perfil 'vivir con gusto' su vida, junto a su marido y dos hijos menores. La joven se mostraba totalmente a favor de publicar fotografías de los niños argumentando que sería "derecho de los padres elegir lo que creen que es mejor para sus hijos, siempre que quede dentro de la legalidad".

"Igual que la vacunación o la educación católica"

La mujer admitía que actualmente sí publica imágenes de sus hijos en redes, decisión que aseguraba haber valorado en conjunto a su esposo, y comparaba con el hecho de vacunar o no a los hijos, así como con el tipo de educación preferida para ellos.

Guerras entre familias

Olga subrayaba que la mayoría de noticias que se conocerían entorno a esta práctica son negativas, refiriéndose a "guerras entre familias, que utilizan las redes como arma".

Defendía también que su hija tendría una "relación sana" con las redes sociales, justificando la inclusión de la niña en sus publicaciones por tratarse de contenidos calificados como 'blancos'.

"Ella sabe lo que quiere y lo que no"

Para el periodista y colaborador de Espejo Público, RubénAmón, Olga estaría atribuyendo una madurez a su hija, impropia de una niña de su edad. Sin embargo la mujer consideraba su actividad en las redes sociales como "beneficiosa a nivel familiar". Explicaba como con esas publicaciones tanto ella como su marido se han podido permitir dejar sus antiguos trabajos y dedicarse las 24 horas del día a sus hijos.

"Habrá personas inconscientes"

Convencida de las ventajas de la vida que está dando a sus hijos, Olga exponía que sí puede haber personas imprudentes "que no valoran el tipo de contenido que publican, que no son conscientes de la huella digital". Insistía en que hay que valorar muy bien y conocer las repercusiones que puede tener en un futuro para los hijos.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad

Tu cara me suena 11 elige esta noche a sus últimos finalistas en una gala explosiva

¡Todo puede pasar! Tu cara me suena 11 elige esta noche a sus últimos finalistas en una gala explosiva

El jurado y el público del plató decidirán qué cuatro concursantes se sumarán a Raoul Vázquez en una Semifinal muy emocionante y con grandes visitas: Fran Perea, María Peláe y Rozalén.

sonso

Sonsoles Ónega y el divertido momento detrás de cámaras mientras merienda: "¡Sois lo peor!"

En Y ahora Sonsoles hemos vivido un momento muy divertido. Sonsoles Ónega estaba merendando detrás de cámaras y no se esperaba que su equipo le estuviera grabando. ¡Su reacción no tiene desperdicio!