En la Comunidad Valenciana ataca con gran fuerza el mosquito tigre que tiene en vela a los agricultores y particulares que desesperados buscan soluciones a la horrible plaga que avanza sin control.

Se reproduce principalmente en zonas húmedas, pero los vecinas se despiertan con ventanas y persianas inundadas de una lona negra. El mosquito viaja en el coche, cuando se transportan macetas o incluso en la rueda de repuesto.

La mosca negra, por su parte, reta a los habitantes y trabajadores de la Rivera del Ebro, que llevan aguantando su presencia desde hace 28 años sin recibir ningún tipo de solución al respecto. Agricultores y hosteleros tratan de mediar como pueden con la plaga que año tras año reaparece con más fuerza.

Este verano hosteleros de Torreblanca (Málaga) cerrarán sus locales mañana de 11:00 a 12:00 horas en reivindicación por miedo a la perdida de turistas y así de clientela.

Otra de las especies de las que tendremos que estar atentos este verano es la avispa asiática que ha provocado varias muertes. Sus graves y dolorosas picaduras que pueden dejar marcas en la piel, afectan en mayor medida si eres alérgico amenazando incluso con la muerte.

Esta especie invasora que atenta contra el medio ambiente por consumir gran número de abejas y otros insectos polinizadores, pueden hayarse en el interior de la fruta, por lo que se debe tener precaución.

Los apicultores han optado por poner trampas entre las colmenas de las abejas para conseguir disminuir la presencia de esta avispa.