Un vídeo que circula por las redes sociales de una violenta bofetada ha abierto una nueva polémica. La agresión es parte una bofetada, al joven que se ve propinando una bofetada a la otra chica con nata montada estaba siendo víctima de una novatada de un colegio mayor de la Universidad Complutense de Madrid.

El autor del golpe ya ha sido identificado y periodistas de Espejo Público se han trasladado hasta el lugar de los hechos y han entrevistado a un psicólogo del colegio mayor que asegura que a pesar de ver estas imágenes, las novatadas han disminuido y que este caso "es un caso aislado".

También se ha contactado con un joven que ha terminado recientemente sus estudios universitarios y que, por ende, ha sido residente en un colegio mayor y ha sufrido novatadas. Este joven las defiende puesto que asegura que existen dos tipos de novatadas, las bien hechas y las desmesuradas.

Afirma que el fin de éstas es conocerse entre los estudiantes y pasarlo bien pero que la novatada de la bofetada es muy agresiva y un claro ejemplo de una novatada mal hecha y desmesurada.

También se ha contactado en directo con Rosa de la Fuente, Vicerrectora de estudiantes de la Universidad Complutense y asegura que "en este caso podemos ver una violencia que se les va de las manos y es un hecho que reprobamos" pero también asegura que las novatadas no son diversión ni tradición y que normalmente llevan acaparada una sumisión y humillación. También, insiste en que "los estudiantes no son conscientes de que se puede ir de las manos y generar así contextos muy violentos".

En el caso de la novatada de la bofetada, la vicerrectora asegura que la Universidad Complutense obliga a firmar a los estudiantes que entran en colegios mayores un documento en el que se prohíbe a participar en novatadas. De este modo, se ha "presentado un plan antinovatadas". Asegura también que los estudiantes que han sufrido novatadas reciben un peor castigo que el que puedan recibir en cuestiones administrativas y es que "están en las redes sociales y que esos vídeo ya no hay manera de pararlos".