Por primera vez hemos visto imágenes del túnel paralelo desde el que los efectivos quieren rescatar a Julen. Se trata de imágenes tomadas a 73 metros de profundidad y que muestran la capa de tierra y cascotes que impiden saber en que punto exacto se encuentra el pequeño que cayó el domingo pasado en un pozo ubicado en una finca en Totalán (Málaga).

Los trabajos se encuentran bastante avanzados y ya ha quedado encamisado el pozo por el que el niño se cayó. De este modo los operarios se aseguran que al trabajar en el túnel paralelo no habrá derrumbes en la cavidad en la que se encuentra el pequeño.