Considera Esparza que para que la portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Navarra, María Chivite, sea presidenta necesita el apoyo de Bildu. "El pasado sábado vimos que en el Ayuntamiento no había un pacto con Bildu y el resto de formaciones tuvimos que salir protegidos de los radicales", señala.

No entiende que el PSOE "pacte con unas personas que hacen homenajes a los miembros de ETA cuando salen de la cárcel por el mérito de haber asesinado a los que defendían la libertad, incluso a militantes socialistas", destaca.

Advierte que "Bildu ya ha dicho que no va a ser gratis su abstención" y considera que si María Chivite es la próxima presidenta no gobernará Navarra. "Ella presidirá Navarra pero la gobernará Bildu. María Chivite cuenta con 23 parlamentarios, 11 del PSOE, 9 de Geroa Bai, dos de Podemos y uno de IU, así que necesita los 7 de EH Bildu", destaca.