Uno de los momentos más emocionantes de las audiciones de 'La Voz' lo ha protagonizado Sandra Groove. Ha sido la única participante de las Audiciones a ciegas que ha contado con una segunda oportunidad. Y es que, el formato de Antena 3 añadió en su reglamento que los 'coaches' tendrían la oportunidad de salvar a uno de los participantes después de no conseguir entrar en ninguna formación.

Sandra fue la elegida y esta noche ha conseguido lo que no logró en la anterior ocasión. Y es que Paulina Rubio se ha girado a los pocos segundos de actuación al igual que Pablo López que además ha decidido bloquear a Antonio Orozco de nuevo.