Asegura Felipe González que no quiere hablar mucho en público todavía: "A ver si se serena este análisis de lo que supone la muerte de Rubalcaba", señalaba. Ha contado que el pasado 29 de abril él y Rubalcaba se encontraron durante 3 horas y hablaron "largamente". "Solo comentamos de pasadas las elecciones. Él tenía dos conferencias preparadas para República Dominicana. También hablamos sobre la paz en Colombia y sus dificultades, fue la última vez que hablé largamente con él", recuerda.

Asegura que entre él y Rubcalcaba "no había discrepancia en el análisis de las elecciones". Cree que tras los homenajes de la figura del socialista "en frases de Rubalcaba diría que sabemos enterrar a nuestra gente aunque no tratarlos en vida con respeto". Le describe como alguien "que tuvo hiperactividad hasta el último momento de su vida".

Ambos compartían la sensación de tristeza de que se apartara a una sección del partido de la primera línea del PSOE."Rubalcaba tenía la virtud de no callarse y decir lo que pensaba en todo momento. Su lealtad era a un proyecto político", señala.