Isabell Elena fue degollada en su propia casa en Xátiva (Valencia). Su mejor amiga, Magnolia, le escribía una emotiva carta en la que le decía que cuidaría de su hija hasta el final:

"Te prometo Isabell Elena Raducanu que vamos hacer justicia por ti ,y por lo que más quieres, tu niña. Le voy a dar todo el cariño que tú le dabas a tu pequeña. Que sepas que tu amiga Magnolia la va hacer una mujer de los pies a la cabeza con sus estudios, con su educación, que tú le dabas y como tú eras esa persona encantadora que siempre me hacías sentirme muy bien contigo reír y querernos desde el primer día.

Amiga Isabell Elena Raducanu te quise te quiero y te querré por siempre hasta el infinito y mucho más. Y recuerda que voy a cuidar de tu niña hasta que salga con la carrera de policía que me acaba de decir que eso quiere ser de mayor. Prometido queda Isabell y tranquila que encontrarán el asesino y pagará por todo el daño que te ha echo .Descansa en paz mi niña mañana estaré contigo mi reina ,Te quiero Isabell".

La víctima deja huérfana a una niña de 6 años. Su amiga confirma que Isabell era muy querida por mucha gente del pueblo. Ha agradecido las muestras de apoyo y cariño de todo el pueblo valenciano que se han volcado con la familia y amigos de la víctima.

En un primero momento hubo problemas para poder repatriar el cuerpo de Isabell a Rumanía pero las autoridades han resuelto el asunto para que sus familiares puedan darle sepultura en su ciudad de origen. La amiga de la joven rumana no encuentra consuelo. Asegura que "lo que le han hecho ha sido muy fuerte y toda España está con ella". "Isabell tenía muchos amigos, era muy querida, muy buena niña", señala.

Por el momento la investigación continúa abierta. Tras tomar declaración a la pareja de Isabell fue dejado en libertad sin cargos. Ahora mismo los investigadores se centran en el entorno laboral de la víctima y no se descarta que se produzcan detenciones en las próximas horas.