Agustín Martínez declinó el ofrecimiento de Vox. Cree que se le ha etiquetado en una formación política cuando sus criterios ideológicos van por otros derroteros. De hecho el representante de cuatro de los cinco miembros de La Manada fue apoderado de Podemos en 2014.

El abogado ha reprochado a Susanna Griso que se le haya colocado una etiqueta en función de sus declaraciones que no se corresponde a la realidad. Es cuando la presentadora le invitado a quitarse "la careta". "No hay que quitarse las caretas, lo llevas publicando toda la mañana", le espetaba el abogado.

Finalmente el letrado ha revelado que fue apoderado de la formación de Pablo Iglesias en 2014 porque "creía que era una formación política que venía a limpiar el conglomerado de bipartidismo". Sin embargo, más tarde Podemos le decepcionó y dejó de brindar su apoyo a este partido.

Por su parte Vox niega que desde la cúpula de la formación que preside Santiago Abascal le hayan propuesto a Martínez entrar en política.