Jordi, el marido de la propietaria de la vivienda en la que se encuentran los inquilinos que Irene Montero defendió, ha hablado para contar como están viviendo la situación. "Realquilan habitaciones, se sacan un dinero en negro y por eso no quieren irse. Son impresentables y tienen que irse, no los queremos", contaba el hombre.

Hoy 20 de diciembre, unas 200 personas se han movilizado en las inmediaciones de la vivienda para impedir que se procediera al desahucio y han acudido múltiples unidades de antidisturbios.

El piso está situado en pleno centro de Barcelona, concretamente en el barrio de Gràcia. El propietario asegura que es mentira que no hayan querido negociar con los inquilinos y que les ofrecieron otro piso de tres habitaciones por 700-800 euros en un barrio diferente. A día de hoy, esta pareja debería a los caseros entre cinco y seis meses de alquiler, según ha asegurado Jordi.

"Esa mujer es una mentirosa, todo lo que ha dicho es mentira. Yo tengo hijos pequeños que están en peores condiciones que los suyos" afirmaba Jordi. Además, ha anunciado que van a demandar a la portavoz de Unidas Podemos Irene Montero.

El propietario también ha informado que intentaron robar a su mujer contándole que se quedaban sin trabajo, "viven del cuento y del dinero. Se llevan a su familia de vacaciones".

En estos momentos los Mossos de Escuadra han empezado a desalojar el portal de la vivienda para iniciar el desalojo. Muchas de las personas que defienden a los inquilinos se han enfrentado a los mossos. Momentos después, ante la negación de abandonar la vivienda, los agentes finalmente han entrado por la ventana del piso con una escalera.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.