El presunto asesino de Miriam Vallejo había estado en contacto con la familia de la joven momentos antes a su detención. Acudió al funeral, al tanatorio y ha mantenido relación directa con el círculo más cercano.

El arrestado había estado en el punto de mira de los familiares de la víctima por el profundo arañazo que presentó en la mano el día del crimen. Pese a todo, su coartada le ocultaba de las sospechas y la familia aceptó su acompañamiento durante estos duros momentos. "Los familiares se sienten engañados", apuntaba la periodista de 'Espejo Público' en el lugar de los hechos.

Pero, ¿cómo es el perfil de Sergio? La gente que le conoce le define como un chico aparentemente normal, de 29 años, aficionado a la pesca. Nunca había tenido comportamientos violentos. El detenido era la pareja de la compañera de piso de Miriam, con el que mantenía aparentemente una buena relación, explicaba la redactora.

Desde primer momento, la policía manifestó que el crimen se había desarrollado por alguien cercano a la joven, pues los perros reconocieron al agresor y no se alarmaron frente a los hechos.