Manrique captaba a sus esposas a través de Internet y les aseguraba que el fin del mundo estaba cerca. Pero ante el juez, defendió que estas mujeres estaban con él por voluntad propia. Finalmente Félix Manrique ha sido condenado por explotar sexual y laboralmente a cinco mujeres.

Alberto Aguilar, padre de Patricia asegura que tanto Patricia como toda la familia están "muy contentos" con la sentencia. "Patricia estaba muy mal y con el esfuerzo de todos hemos conseguido darle la vuelta. Patricia sigue en terapia, muy bien, totalmente integrada y ejerciendo de mamá", explica el progenitor de la joven.

La condena de 20 años da mucha tranquilidad a esta familia: "Vamos a estar bastante tranquilos y estaremos felices de que este peligro no ande por la calle", señalaba.

Este padre quiere que las cosas cambien y quienes sufran este tipo de situaciones no pasen por lo mismo que ellos, por ello persiguen el objetivo de que la coacción coercitiva sea penada.