El municipio de Dúrcal, en Granada, ha decidido reinventar su característico nombramiento del rey o reina de las fiestas populares. Aseguran que prefieren optar por otras vías con las que no fomenten estereotipos.

Belleza queda fuera, dejando la puerta abierta al talento, no solo deportivo o artístico sino también de labor de voluntariado o participación en cualquier otro tipo de actividades.

Julio Prieto, alcalde de Dúrcal, ha explicado que este cambio en la tradición les permitirá protegerla por muchísimos años más y ha asegurado que prefieren darle importancia a los valores de las personas que al aspecto físico de alguien.

La nueva elección se llevará a cabo realizando un vídeo de cada participante en el que se destaquen sus cualidades, en lugar de un desfile, y la elección será por votación popular y no por un jurado.