La madre de Diana Quer ponía una denuncia en el juzgado de Majadaonda (Madrid) y su marido era detenido hasta prestar declaración. Valeria, hija de ambos, se posicionaba claramente a favor de su padre y aseguraba que ésta estaba inventado la denuncia y que en ningún caso su padre había maltratado a su progenitora.

Después del incidente la joven se fue en el coche con su padre, ya en libertad, y grabó un cariñoso vídeo con él en el que le mostraba públicamente todo su apoyo. "Qué guapo es mi padre, que bueno es mi padre. Ojalá no haya más mujeres como lo que hemos visto hoy", decía la joven abrazando y besando cariñosamente a Juan Carlos Quer.