A pesar de la supuesta falta de pruebas y de que ahora Pablo Ibar ha sido defendido por un abogado competente, que no habría incurrido en los errores de la primera vez, el resultado vuelve a ser el mismo

"No nos rendiremos, seguiremos batalando por el veredicto"

Andrés Krakenberger, portavoz de la familia de Pablo, señala que "dependiendo de que sea condenado a cadena perpetua o condena a muerte las vías apelatorias posteriores serían distintas".

"No nos rendimos, seguiremos batallando. No se comprende este veredicto porque ese mismo jurado escuchó a testigos decir que habían mentido. Que habían cobrado dinero por prestar testimonio a peritos, que se había roto la cadena de custodia de la prueba donde se encontró una mancha de ADN", destaca.