Una mujer víctima de violencia de género vive con angustia la realidad a la que se enfrenta, la salida de prisión de su maltratador. El exmarido la amenazó de muerte desde la cárcel enviándole una carta en la que le decía: "Yo saldré de dónde estoy, tú no", explica la mujer.

La afectada cuenta que teme por la vida de sus hijas y por la suya propia, por lo que ha solicitado vigilancia urgente hacia su casa, sus progenitores y ella misma, pero solo le han concedido las medidas de protección hacia ella.

Las medidas facilitadas consisten en que el maltratador tenga un control telemático y la mujer disponga de un dispositivo, además de que la policía pase por la vivienda cada cierto tiempo.

La mujer asegura que las hijas no quieren ver a su padre pues ellas han sido testigos de muchas de las agresiones de violencia de género causadas por el exmarido de su madre.