Los agentes incautaron al detenido varios dispositivos de grabación y almacenamiento de imágenes: discos duros de ordenador, cámaras, tarjetas micro SD, tabletas y prendrives.

Marga, una de las empleadas, señala que era un trabajador muy antiguo y "nadie se lo esperaba de esa persona". "Al trato era muy correcto y muy educado", asegura.

La compañera que encontró la cámara se encuentra muy afectada tras el hallazgo. No descartan que este individuo haya colocado más dispositivos en otras zonas íntimas de la empresa ya que se trata de un recinto grande al que este tenía acceso en su totalidad.

Colocó la cámara en un portarollos de papel higiénico y la empleada se dio cuenta cuando se acabó el recambio y vio que había una rosca con un imán en medio del artilugio. Tras ser detenido, el autor de los hechos reconoció haber colocado los dispositivos.