Ya es casualidad que nueve compañeras de trabajo se queden embarazadas al mismo tiempo, pero es que encima estas son enfermeras y técnicas auxiliares de neonatos en el Vall d'Hebron.

"De momento esto es un brote pero ojalá se convierta en epidemia buena", bromea el jefe del servicio de Neonatología de la Vall d'Hebron, Félix Castillo. El facultativo considera que la causa de que todas ellas se hayan quedado embarazadas en fechas similares es que "han aprobado la oposición de enfermeras recientemente y se han relajado".

En el caso de Sandra hizo el examen el 12 de mayo y ella al mes siguiente ya estaba embarazada. "Tener la tranquilidad de un trabajo fijo ayuda", reconoce.