Cree que si la Policía le hubiera podido detener antes lo hubiera hecho. No destaca que él mismo Josu Ternera haya deseado que le detengan "porque no quisiera seguir toda la vida huyendo".

Señala que la última vez que le vio fue en las reuniones que tuvieron en Oslo en las que cerraron la hoja de ruta de las negociaciones para el fin de ETA. En cuanto a la negociación, recuerda que acudió a la primera reunión y desapareció.

No cree que el momento político haya tenido nada que ver con el arresto. Interpreta que la detención se ha podido llevar a cabo después de la Policía investigara sobre la salud de Ternera y sus cuidados médicos, ya que fue interceptado cuando se dirigía al hospital.

Pide disculpas a las víctimas si se han sentido ofendidas cuando dijo que Ternera había sido un "héroe de la retirada". "Es una expresión que se utiliza en resolución de conflictos para hacer referencia a quienes desde dentro de la organización contribuyen al final del terrorismo", señala.

Reconoce que "la palabra héroe suena raro", pero sostiene que es la expresión que se ha encontrado cuando se trata esos temas. "Casado y compañía utilizan el terrorismo como arma política y han malinterpretado con mala fe lo que dije, poniendo en duda mi buena fe y mi lucha antiterrorista", destacaba.