Edmundo Bal tendría que ser acusación en el Supremo, donde se juzga a los líderes del procés. Sin embargo, paradójicamente ha coincidido con los llamados políticos presos en el Congreso como diputados.

No entiende que la mesa del Congreso quiera pedir un informe jurídico sobre la situación de los procesados por el procés que forman parte de las cámaras. Considera que en este extremo no tendrían que existir dudas. "El procesamiento es firme y estas personas están en prisión provisional. Mientras esto se dilata los españoles les seguimos pagando un sueldo", destaca.

Añade que las competencias respecto al régimen disciplinario y estatutario de los presos políticos no son de la sala segunda del TS, sino que corresponden a la mesa del Congreso."Lo grave es que cuatro personas procesadas por uno de los delitos más graves contra la Constitución estén en el Parlamento y el Congreso en activo", destacaba.

Para Edmundo Bal es incorrecto decir que en España hay presos políticos. "Si tú dices eso, estás diciendo que España no es un estado democrático y no es independiente. Por eso Albert Rivera invocó de forma expresa el artículo 103", añade.