Las nuevas tecnologías y por tanto, el teléfono móvil, se han convertido en un elemento imprescindible y fundamental en el día a día de las personas. Sin embargo, su uso excesivo puede dar lugar a problemas y dificultades.

A raíz de ello, se ha desarrollado el síndrome de nomofobia, miedo irracional a salir de casa sin el dispositivo electrónico. Esta dependencia al teléfono puede crear ansiedad.

El doctor Fuertes nos señala una serie de síntomas a los que debemos atender para saber si padecemos este síndrome:

  • No poder salir de casa sin el móvil, llegando incluso a regresar para recogerlo.
  • Mirar y remirar el dispositivo.
  • Utilizarlo para tareas que son banales, como mirar la hora o el día.
  • Ser incapaz de apagarlo.

El médico recomienda para evitar estos problemas:

  • Apagar el dispositivo y respetar unos horarios.
  • Utilizar el teléfono solo cuando sea imprescindible y de necesidad.
  • Tomarse unas vacaciones de desconexión.