Publicidad

Se reabre el caso

Detrás de la desaparición del niño pintor habría una red de pederastas

Después de 33 años de la desaparición de David Guerrero, la Policía Nacional ha decidido reabrir el caso. La investigación se sustenta ahora en nuevos testimonios que aportarían una nueva vía.

Según ha podido saber Diario Sur, se está interrogando a tres pedófilos que frecuentaban la zona por su posible implicación con los hechos.

La nueva pista que ha llegado a manos de los investigadores está relacionada con una red de pederastas que actuaba en el Llano de Doña Trinidad, en la zona de El Perchel, en esa época.

Además, ha vuelto a cobrar fuerza en la investigación el nombre de 'Gervasio'. Un sospechoso que siempre fue contemplado por la policía y que formaba parte de la peña El Cechadero.

Vuelve a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.