Los hechos habrían ocurrido hace dos años, pero es ahora cuando la investigación ha permitido la detención del menor, como presunto asesino de su madre adoptiva, que falleció por asfixia.

Elisa Polo tenía 51 años, era gobernanta de un hotel y al no poder tener hijos, había decidido adoptar a un niño ruso. El menor tenía 14 años en el momento del crimen.

La fallecida respondía al nombre de Elisa Polo, y era gobernanta del hotel Riu en el Novo Sancti Petri. Los hechos ocurrieron hace dos años en Chiclana de la Frontera (Málaga), aunque no ha sido hasta hace algunas semanas cuando agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil han conseguido localizar y detener a este menor en la localidad de Fuengirola, en la provincia de Málaga.