Se trataría de una organización criminal en la que estaría en cabeza el exjugador del Real Madrid, Raúl Bravo. Sería una organización que se lucraría de forma ilícita mediante apuestas deportivas. Hay detenidos que están ahora en activo jugando en primera división como Borja Fernández del Real Valladolid Club de Fútbol.

Entre los implicados también se encuentran Carlos Aranda, exjugador de varios equipos, Samuel Saiz, jugador del Getafe, así como Íñigo López jugador del Deportivo de la Coruña. En cuanto a las decepciones en los palcos se ha detenido a Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca y Juan Carlos Galindo, jefe de los servicios médicos. A todos los detenidos se les investiga por corrupción, organización criminal y blanqueo de capitales. La operación permanece abierta y nos e descarta que haya más detenidos en las próximas horas.