Los agentes buscan explosivos e imputan a los detenidos un delito de colaboración con banda armada. Los acusados estaban comprando material para la fabricación de explosivos como bombas caseras que habrían probado en alguna casas.

El juzgado número 6 de la Audiencia Nacional ha sido quien ha encargado esta operación contra grupos radicales de los CDR. Los invetsigadores aseguran que los detenidos se preparaban para responder de forma violenta a la sentencia del procés que se conocerá en el próximo mes de octubre.