Manuel cree que su hermano Roberto pudo desaparecer el domingo 17 de febrero o el lunes 18. Las cámaras de seguridad de dos cajeros distintos captaron a un hombre alto y corpulento sacando dinero con la tarjeta del desaparecido los días 19 y el 20 de febrero en las localidades de El Álamo (Madrid) y Casarubios del Monte (Toledo).

El hermano del desaparecido tiene pocas esperanzas de localizar a Roberto con vida. "El tiempo pasa y las esperanzas se van perdiendo", lamenta. Señala que su hermano no tenía enemigos ni problemas con nadie, por lo que descarta que se trate de un ajuste de cuentas. "Mi hermano era un hombre muy feliz. No tenía problemas de ningún tipo ni miedo de nada", destaca.