Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Declaraciones de Bárbara Royo

Declara el presunto asesino de Laia (Vilanova): "Disfruta haciendo sufrir a la víctima mientras la mata"

Juan Francisco López asegura que cuando terminó con la vida de Laia (13 años) estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas y se había despegado de la realidad. Los informes forenses establecen que no padece ningún trastorno ni es adicto a ninguna sustancia.

La estrategia de defensa de Juan Francisco López es la de convencer al jurado de que cuando mató a Laia, de 13 años, había perdido el contacto con la realidad tras la ingesta de alcohol y drogas.

Los informes periciales desmienten esta tesis ya que establecen que el acusado carece de trastornos mentales así como de adicciones.

El presunto asesino de la pequeña Laia, que terminó con la vida de la menor un piso más abajo de la casa en la que vivían sus abuelos en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) ha declarado este martes ante el juez.

Captó a la niña mientras esta bajaba las escaleras para encontrarse con su padre, que la esperaba en la puerta del portal. La introdujo en su domicilio y allí abuso sexualmente de ella mientras la mataba.

La Fiscalía pide para el acusado prisión permanente revisable y la defensa sostiene que Juan Francisco se encontraba bajo los efectos de cocaína y alcohol.

La abogada Barbara Royo señala que nos encontramos ante un delincuente que tiene un perfil de "depredador sexual que disfruta infringiendo dolor a la víctima mientras la mata". Lo describe como un sádico y un psicópata.

Durante la declaración del acusado ha habido cierto revuelo en sala debido a que la fiscal ha empezado a hacer una serie de preguntas que el magistrado presidente no entendía.

Espejo Público ha accedido a parte de la declaración de Juan Francisco en la que explica cómo fueron los momentos posteriores al crimen de la niña. Cuenta que estaba nervioso y le dijo a su hija que tenía que arreglar unos papeles del visado y se fue a beber unas cervezas "para bajar el nerviosismo".

Volvió a su piso, donde permanecía su hija, y se dio una ducha ya que "había consumido rápidamente un gramo" y decidió "bajar la subida". Entonces su hija le dijo que se marchaba del piso.

Fue momentos después cuando el tío de Laia descubrió el cuerpo sin vida de la niña escondido entre colchones en el dormitorio del acusado.

Puedes ver cómo ha transcurrido la declaración del presunto asesino de la pequeña Laia en ATRESPLAYER.