Okupación ilegal

Los cuidadores de un anciano se convierten en okupas del piso tras su muerte

Un vecino de Galicia denuncia que una familia de okupas se ha metido en la casa de su padre. Una de las okupas trabajó como cuidadora del cuñado del dueño, que vivía con él, tras fallecer este e ingresar en una residencia de ancianos el propietario ha metido en la casa a toda su familia. Se niegan a abandonar el inmueble.

Publicidad

Los hechos se remontan al año 2019. Ese año el propietario del piso estaba viviendo con su cuñado, que necesitaba cuidados. La familia contrató a una mujer para que atendiera al anciano y finalmente este fallece. Cuenta la familia del propietario de la vivienda que entablaron una relación de amistad con la cuidadora y cuando esta les pidió que unos familiares suyos se quedaran en el piso mientras que tramitaban los papeles, accedieron.

Sin embargo, lo que iban a ser unos días se convirtieron en casi un año. La cuidadora se quedó en la casa junto a su familia. El dueño del piso enferma y es ingresado en el hospital y posteriormente en una residencia de ancianos. Pese a que los hijos del dueño piden a los okupas, entre los que se encuentra la cuidadora, que salgan de la vivienda estos siguen negándose.

"Mi padre está en plenas facultades mentales y lo está pasando muy mal por esta circunstancia"

Ahora los hijos del propietario denuncian que los okupas se han apropiado de 11.000 euros de la casa de este anciano. Han puesto el caso en manos de la Policía y cuando se han acercado a la casa los okupas les han denunciado por allanamiento de morada.

"Ellos dicen que yo soy un racista y yo no voy a hacer nada que no esté dentro de la ley. Estamos siendo asesorados por el abogado", apunta José Manuel, hijo del propietario. Cuenta que su padre está en plenas facultades mentales y lo está pasando muy mal por esta circunstancia

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad