Estas 'concentraciones de calvos' tienen lugar en un hotel donde el doctor viene de Turquía para explicar en qué consiste la intervención. Estas operaciones están subvencionadas por el Gobierno turco. Son viajes "todo incluido" y organizan incluso los hoteles por nacionalidades. Al calor de estas subvenciones han nacido más de 500 clínicas en aquel país.

Eduardo López-Bran, jefe de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos, advierte de los peligros de muchas de estas ofertas ya que no garantizan resultados satisfactorios en todos los casos. Luis es uno de los afectados por una mala práctica. En su caso pagó 4.400 euros por todo el proceso, incluyendo los viajes a Turquía.

Cuenta que al principio le crecía el pelo que le habían implantado pero posteriormente se le empezó a caer y tenía incluso menos pelo que antes de decidir implantarse cabello. Ahora tiene que someterse a un nuevo implante. Entre los dos tratamientos pagará una cuantía que está en torno a los 10.000 euros.