Psicología

Cómo decirles a tus hijos que tienes una nueva relación sentimental en 5 pasos

Las separaciones matrimoniales suponen un duro golpe para la estabilidad emocional de nuestros hijos. Sin embargo, acertar en la forma de comunicar estas difíciles decisiones hará que los niños lo afronten de manera adecuada.

Publicidad

La psicóloga Lara Ferreiro explica cuál es el modo adecuado de comunicar a los hijos que tienes una nueva relación sentimental tras un divorcio. Se trata de un paso complicado que puede atenuarse si usamos las técnicas comunicativas adecuadas que harán que sea más fácil asimilarlo para nuestros hijos. Estos son los 5 pasos que aconseja la experta:

1. Detectar si tus hijos han procesado el divorcio: Prohibido decir en una misma conversación que te vas a divorciar, que tienes una nueva relación de pareja y que los niños se tienen que ir de casa.

2. Saber si tu nueva relación es amor verdadero o un capricho temporal: En el caso de que la relación esté empezando es aconsejable esperar entre 6 meses y un año para que se afiance. No se puede contar nada antes de los 6 meses porque luego si la relación fracasa los hijos se pueden sentir mal.

3. ¿Cuándo decírselo a tus hijos? El modelo sueco aconseja decírselo de forma individual a cada uno de ellos, preguntarles cómo se siente y explicarles que lo más importante son ellos aunque forma parte de tu vida tu pareja y es una persona a la que quieres mucho.

4. ¿Cuándo presentar a la pareja? Desaconseja encuentros forzados casuales. Recomienda hacerlo de forma escalonada con un primer encuentro breve de una o dos horas pero nunca comidas de más de 4 horas para empezar.

5. Tener empatía con la persona que sufre: Procurar no hablar mal del otro ni de la nueva pareja de nuestro ex.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad

gghghgh

El psiquiatra José Carlos Fuertes analiza el perfil psicológico de asesinos como el de la masacre de la escuela de Texas

Con el crimen atroz de al menos 19 niños y dos de sus maestras en una escuela de primara en Texas (EEUU) se reabren dos debates. El de los riesgos de permitir el acceso a las armas en EEUU y el de la enfermedad mental que puede llevar a sufrir al sujeto un trastorno que culmine con una masacre de estas características.