Una trabajadora de la empresa estaba utilizando el baño cuando se acabó el papel higiénico y al intentar reponerlo se dio cuenta de que había un dispositivo adherido al artilugio con un imán.

Se trataba de una cámara que había estado grabando a todas las mujeres que hacían uso de ese habitáculo. Se da la circunstancia de que en esta empresa el 90% de los trabajadores son mujeres. Marga, empleada de la compañía, relata que tras descubrir la cámara se lo comunicaron a sus superiores y no fue hasta el día siguiente cuando la compañía interpuso la denuncia en la Policía.

Esta empleada señala que tras el descubrimiento se formó un gran revuelo y las empleadas tenían miedo de usar el baño.