El ciclista pilló a la mujer colocando una de estas trampas y se enfrentó a ella. La mujer alega que no se puede pasar por caminos estrechos con las bicicletas según la ley del parque regional de la cuenca del Manzanares. El ciclista le recrimina su actitud ya que por gente así "algunos casi se han quedado en silla de ruedas", lamentaba.

En los últimos meses se han registrado distintos casos en España con trampas en montes y caminos rurales contra ciclistas y motoristas que pueden llegar a provocar grandes tragedias.

Las trampas son de todo tipo, pero las más comunes son los cables cruzados a la altura del pecho y cuello, tablas con clavos o chinchetas y trincheras, zanjas de un metro de profundidad abiertas con máquinas y situadas estratégicamente tras un cambio de rasante.