Fue James Costos, ex embajador de EEUU en España, quien llevó a Obama al local, buen conocedor de la cocina de fusión de este local. El chef gaditano Alejandro Alcántara, chef y propietario de Bache, es amigo de Costos y sí sabía que el diplomático visitaría 'El Bache' pero desconocía que lo haría con el mismísimo Obama.

Alcántara asegura que Obama y su comitiva terminaron de cenar tranquilamente y se fueron tan a gusto. "Nos trataron de maravilla y acabamos todos encantados. Él estuvo halagando el restaurante", señala.

El propietario del establecimiento firmó un contrato verbal de confidencialidad con los comensales y no ha podido desvelar cuál fue el menú de la cena.