La Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña ha denunciado al defensor del pueblo, el estudio que se realizó en colegios catalanes donde se 'espió' a los niños en su hora de descanso para comprobar en qué lengua hablaban. Ahora, están esperando la llegada de los datos del portal de transparencia para poder, a partir de ahí, tomar las medidas correspondientes.

El consejero catalán de Enseñanza ha valorado lo ocurrido como 'observación de incógnito', a lo que Ana Losada, presidenta de AEB en Cataluña, ha respondido asegurando que los hechos se tratan de un 'espionaje' donde han vigilado a los niños en conversaciones privadas, sin haber sido autorizados para ello, violando su derecho a la intimidad y afectando al libre desarrollo de su personalidad.

Se ha comunicado que en el análisis han participado 50 centros escolares, pero no de cuáles se trata. Ana Losada asegura que la plataforma para la lengua dice en su estudio que su objetivo es recoger datos para promover acciones que hagan que los niños jueguen en catalán en el patio, por lo que "quieren modelar a los niños a su gusto cuando estos deben de hablar como ellos quieran".

"Estamos en democracia y libertad" junto a "cada lengua tiene su espacio" han sido los aspectos fundamentales que la presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe ha defendido.