Lomana se ha mostrado en desacuerdo con las tesis que apuntan a que la homosexualidad es un trastorno que pueda corregirse. "Ser homosexual no hace daño a la sociedad, son personas igual de dignas", afirmaba.

Lomana lamentaba que "a veces parece que este colectivo fuera sospechoso". "Hay chicos adolescentes que en un omento determinado empiezan a notar en su cuerpo unas tendencias que no les han explicado y van a consultar a un psicólogo", destacaba.