Carlos Novillo, director de la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid 112, es optimista "después de 60 horas de trabajo". Asegura que la jornada del domingo fue complicada por el avance de las llamas "que comprometían a otras localidades".

Las expectativas de poder controlar el incendio son buenas, aunque ha recordado que se trata del "peor incendio desde 2012 en Madrid". Explica que "el fuego ha tenido una velocidad de propagación muy alta pero se han conseguido "salvar bastantes especies vegetales".

Novillo espera que a lo largo de la jornada de este lunes los desalojados puedan volver a sus viviendas. Asegura que el Seprona de Castilla La Mancha aún no ha determinado las causas del fuego pero cree que el origen de las llamas se determinará pronto.

Advierte que "si el 30 de junio ya se han producido estos incendios la perspectiva del verano es complicada. "Hay que tener precaución porque esté verano no se espera muy favorable", destaca.