Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Cáncer

Ció, paciente de cáncer: "Si no voy a la sanidad privada hoy estaría sin diagnosticar"

Uno de cada cinco tumores se dejó de diagnosticar en España como consecuencia de la pandemia, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. Cáncer de mama, de colon y de cérvix son los tumores que salen peor parados. Los diagnósticos se redujeron un 57%, las biopsias un 41% y las primeras consultas, un 21%.

Los enfermos de cáncer han sido en la pandemia las otras víctimas del coronavirus y de la presión hospitalaria. Espejo Público ha hablado con Ció, una paciente con cáncer de riñón que ha vivido un calvario: 8 meses para ser diagnosticada.

El cáncer de Ció era de los que no dan la cara hasta que el proceso está muy extendido. Normalmente este tipo de tumores en el riñón producen sangre en la orina, o dolores tipo cólico nefrítico pero lo que ella tenía eran nauseas y pérdida de peso.

Un sinfín de cancelaciones de un diagnóstico clínico que no llegaba

Acudió a su médico y la derivaron al médico digestivo en marzo, pleno pico de la primera ola de la pandemia. Le pospusieron la consulta y ya en junio se mantuvo la visita telefónica aunque las pruebas se cancelaron. Recuerda que la especialista en ese momento estaba indignada con que le hubieran aplazado las pruebas.

Ella se iba encontrando un poco peor. Las pruebas se volvieron a cancelar en septiembre y la doctora le dijo que si era así lo reclamara en el hospital pero tampoco sirvió de nada. Estaban saturados y no hacían ese tipo de pruebas en ese momento.

Viendo que se encontraba peor fue a un médico privado que, esta vez sí, le hizo algunas pruebas y encontró algo en el esófago que podía justificar su malestar. Sin embargo, al pedir un TAC abdominal con contraste le encontraron un tumor maligno en el riñón que hacía que se lo tuvieran que extirpar con urgencia.

Ella quería ser atendida en la seguridad social porque considera que es donde existen los mayores medios de tratamiento oncológico. El problema era entrar en la rueda asistencial. Al día siguiente su doctora la estaba atendiendo y la derivó a todos los hospitales posibles para conseguir una cita.

Hoy en día ya está operada y tiene el riñón fuera. Se siente afortunada porque la iniciativa de acudir a la sanidad privada le ha dado la posibilidad de obtener un diagnóstico y poder tratarse de cáncer.

Puedes volver a ver el caso de Ció, 8 meses esperando ser diagnosticada de un cáncer por la pandemia, en ATRESPLAYER.