En el barrio de Albaicín (Granada) hay una calle que es una auténtica trampa para los conductores. Una señal advierte que la calle es demasiado estrecha para cualquier coche que mida más de 1,5 metros de ancho. Desde enero de este año se han atascado ya 15 vehículos.

La señal no está muy clara y el GPS indica que tienes que atravesar este tramo para llegar a determinados lugares cercanos. Manuel, un vecino de la zona, asegura que él mismo se quedó atrapado en la zona y en otras vías paralelas del barrio. "Son muchos los caos que hoy en día se producen", lamenta.

Jonathan Oliva, reportero de Antena 3, ha comprobado con su propio vehículo la dificultad de acceder a este tipo de calles en coche.