Más de 100 personas continúan trabajando par rescatar al pequeño Julen después de que este domingo cayera a un poco de más de 100 metros en Totalán, Málaga. El pequeño se encontraba con sus padres y unos amigos de estos jugando por el entorno del pozo cuando se produjo el fatal accidente.

Los equipos de rescate han encontrado una bolsa de golosina que el pequeño podría tener en la mano en el momento de su caída. La búsqueda ha sido reforzada por empresas privadas que han querido prestar su colaboración. Una empresa de succión está trabajando con aire a presión para disolver la tierra que se ha caído en esa galería.

"Una empresa de succión trabaja con aire a presión para disolver el tapón de tierra"

Se cree que el pequeño podría encontrarse bajo un tapón de arena que se habría provocado con su caída. Debido a que el pozo cuenta con un diámetro de unos 40 centímetros es imposible que nadie se introduzca en el agujero. Tan sólo las cámaras han llegado al final del pozo sin poder localizar al pequeño por el momento.

En estos momentos barajan la posibilidad de hacer un agujero paralelo al pozo para poder acceder al pozo.