En Vigo se ha registrado un foco de una enfermedad que creíamos erradicada en España desde los años 60: la sarna. Once trabajadores del hospital Povisa de Vigo están de baja afectados por un brote de esta enfermedad, altamente contagiosa.

El origen del contagio ha sido un paciente ingresado en el centro y que ha fallecido por otras causas.