Los novios idearon un tatuaje identificativo para que sus invitados pudieran acceder a la finca de La Alegría, ubicada en Bollullos de la Mitación (Sevilla). No se trataba de un unicornio como se había comentado, sino que la imagen que escogieron fue la de una estrella.

La imagen de un unicornio sí tuvo protagonismo en la fiesta de los recién casados pero con otra intención. Los novios saltaron a la pista de baile usando la imagen del unicornio, tal y como ha comentado Susanna Griso.

Sergio Ramos y Pilar Rubio prohibieron a sus invitados vestidos de determinados colores. Petición a la que algunos invitados hicieron caso omiso como fue el caso de Victoria Beckham que acudió de blanco al enlace o Nati Abascal que optó por un rosa capote, expresamente prohibido.

Otra de las restricciones de los novios era la del uso del teléfono móvil en la finca. Según ha confirmado Susanna Griso hubo algunos privilegiados que sí pudieron hacer uso de sus terminales, tales como los Beckham o Florentino Pérez.