La inminente convocatoria de eleciones generales por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, supone el giro final de un debate que ha generado distintas posturas dentro del Gobierno. En mayo de 2018, poco después de ocupar el cargo, Sánchez aseguraba que convocaría elecciones "cuanto antes". Sin embargo, cuatro meses después, el 28 de septiembre, el socialista aseguraba que permanecería en la Moncloa hasta 2020.

Ya en noviembre de 2018 Sánchez veía cómo se le complicaba la aprobación de los Presupuestos y avanzaba que si no se aprobaban las cuentas el final de la legislatura se vería acortado. Sin embargo, el 8 de enero de 2019 aportaba nuevos aires a su discurso y señalaba que su planteamiento era el de "agotar la legislatura hasta el año 2020". Su última declaración pública al respecto está registrada el 30 de enero. En esa fecha, preguntado por los presupuestos evitaba la pregunta destacando que "lo importante ahora" era aprobar los Presupuestos.