Estafa

Así fue el ritual para evitar la muerte de una mujer por el que han condenado a la vidente Pepita Villalonga

Pepita Villalonga, habitual de los espacios televisivos del tarot, ha sido condenada a dos años y medio de prisión por estafa. Le dijo a una cliente que tanto su vida como la de sus mascotas corría peligro. Articuló un plan para evitar la muerte de la mujer por el que le cobró 31.400 euros.

Publicidad

Pepita Villalonga no fue capaz de vaticinar la condena a dos años y medio de prisión por fraude a la que tiene que hacer frente. Lo que sí vio Villalonga en su día fue una amenaza de muerte sobre una clienta. Una amenaza que se ofreció a anular cobrándole nada más y nada menos que 31.400 euros. Esa mujer terminó denunciándole por fraude y ahora la justicia le ha dado la razón.

Todo comenzó con la visita de la víctima al salón donde la supuesta vidente Pepita Villalonga leía las cartas del tarot. Esta mujer sufría una depresión grave y atravesaba problemas familiares y económicos. La vidente le vaticinó su muerte inminente y también la de sus mascotas.

Judit Cunill es abogada de la víctima. Cuenta que su clienta a fecha de hoy ya ha superado "el estado de pavor que le ocasionaron Pepita y el resto de trabajadores". Está satisfecha de que se haya hecho justicia y de que la Audiencia haya dictaminado que Villalonga no pueda seguir ejerciendo la videncia.

Tras decirle a la víctima que estaba amenaza de muerte Pepita Villalonga la deriva a un supuesto experto en mal de ojo, que es otro trabajador del centro de tarot. Este hombre sigue con el teatro y le dice que ese muerto no solo le afecta a ella, sino también a sus mascotas. Le dice que ha ido muy tarde y hay muy poco tiempo para anular el mal de ojo. La instigan para que pague en metálico y saque el dinero de una entidad de La Caixa. Entre la primera y la segunda visita enferma uno de los perros de la víctima y esto hace que la mujer crea aun más en el vaticinio que le acaban de hacer.

La mujer acaba pagando 31.400 euros a la tarotista. La maniobra de limpieza consistía en rezar mucho por ella. A la semana ese rezo no funcionaba y apareció un sacerdote que tenía que ir a hacer unos entierros a Jerusalén, lo que aumentaba el importe del servicio. La defensa de Pepita incidió en la formación académica de la víctima pero finalmente la sentencia viene a decir que pese a la formación la salud mental le puede fallar a cualquier persona en cualquier momento.

En el juicio, la víctima renunció al cobro de la deuda porque dijo que después de tantos años lo que menos le importaba era el dinero, sino que lo que buscaba era justicia y que esta mujer no pudiera seguir estafando a más gente.

Puedes volver a ver cómo ha sido la estafa de la vidente Pepita Villalonga por la que ha sido condenada en Espejo Público a través de Atresplayer.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad